martes, 20 de julio de 2010

No es un año más, es un año menos

Siempre he creido que los las eventos sobre naturales no he existen, que la iglesia siempre le miente a todos cada día, no creo en ningún santo, creo que Chávez y Bush se la pasan jugando dominó y black jack con Osama Bin Laden y Fidel Castro, en fin, soy totalmente incrédulo.Tampoco creo en el aura de las personas y todas esas cosas esotéricas que  lo que me dan es fastidio. 

No obstante, la vida te hace cambiar de parecer, ser un poco más flexible o por lo menos respetar las creencias de los demás, ser tolerante. Digo todo esto porque hace 3 años no hay un día en que no piense en el artista más grande que jamás haya tenido el placer infinito de compartir una amistad, una banda, un sueño y un sentimiento. Para mí tener a Miguelángel de regreso aunque sea en mis sueños es motivo para estar feliz, es un motivo de celebración, pues, nada ni nadie me hará olvidarlo.

No me siento triste, me siento orgulloso de compartir tantas cosas junto a él, a pesar de las discusiones y peleas, nunca se vio afectada nuestra amistad. El recuerdo de Miguel es mi mayor tesoro, lo defiendo a capa y espada, hasta el final, es lo más valioso para mí y sé que para unos cuantos. Cada 21 de julio es un día en el que por más que lo intente, no puedo dejar que una lágrima fluya y pienso que es natural, pero no por tristeza, es por orgullo,  y por un sentimiento que tal vez jamás lograré describir. 

Cada quién en la vida tiene deseos, algunos se cumplen y otros no, lo cierto es que uno de mis más grandes deseos es volver a tomarme un ron junto a "Buba", hablar y decir los mismos chistes y las mismas palabras en clave que nos decíamos y tocar las mismas canciones. Sé que lo haré y estaré esperando ese momento. El fue una estrella, y cada noche sé que él esta allí mirando mis pasos y tal vez burlandose.

En vez de contar un año de su partida, resto un año para un reencuentro. Me llevaré el refresco, los vasos, el ron y el limón, él pondrá la diversión. 

Por ahora, sólo busco verte en una estrella cada noche. 

4 comentarios:

|andi.na| dijo...

hablarán cuando hablen, varón :)

Y desde aquí, querido Buba, se le recuerda con mucho cariño prematuro.

fernandamilano16 dijo...

Sabes... no hay nada más valioso que el sentimiento que se le puede llegar a tener a otro ser humano.
Vive junto a él, disfruta con él, también llora con él... que donde quiera que esté.. él lo está haciendo junto a tí. Fer.

fernandamilano16 dijo...

Sabes.. no hay nada más valioso que el sentimiento que se le puede llegar a tener a otro ser humano. Es por ello que sigue... disfruta, ríe, llora. Vive! que donde quiere que él esté lo está haciendo junto a tí.

LaMorocha dijo...

No lo creerás -por ser incrédulo- pero, ese día cuando me enteré también lloré a pesar de lo poco que lo conocía. Nunca olvidaré esas conversas largas nocturnas en el que me mandaba a bañar. Risas y seriedad se quedarán conmigo...